"Un buen periódico es una nación hablándose a sí misma"
Arthur Miller. Dramaturgo y guionista estadounidense (1915-2005)

29 de mayo de 2012

Respeto por los símbolos nacionales

El pasado viernes se volvió a repetir en el Estadio Vicente Calderón, el bochornoso espectáculo de la pitada al Himno Nacional y al Príncipe por ser ambos, junto con la Bandera Nacional una representación de los principales símbolos de la nación española, convertida en el imaginario de muchos de los allí presentes, en sujeto de todos sus males.

Un acto grave que, azuzado y animado días antes por irresponsables representantes políticos de los ciudadanos, debería avergonzarnos a todos como habitantes de un país libre y democrático, pues algo debe estar haciéndose muy mal para que desde instancias políticas y deportivas se anime a abuchear y pitar a los símbolos de todos so pretexto de la libertad de expresión, por más que se intente quitar importancia a lo acaecido y nadie desde entidad alguna haya pedido todavía perdón por ello.

Hay un miedo generalizado a la defensa de los símbolos nacionales, tanto por parte de la clase política, como de la intelectualidad y de los ciudadanos en general, consecuencia en gran parte del pánico a la pérdida de imagen política, del desconocimiento de nuestra historia y de cierto complejo  de inferioridad. Todo ello disfrazado de modernidad y de un relativismo cada vez más peligroso.

Los símbolos, como representación que son de unos ideales, de una cultura, de una tradición y de un país, son sujetos que merecen toda nuestra consideración y por tanto, deben ser tratados con el máximo respeto pues su ofensa hiere la dignidad de personas e instituciones.

No se entiende que los mismos que silbaron y abuchearon al Himno Nacional en la final de la Copa de Su Majestad el Rey, exijan luego el máximo respeto a sus signos y símbolos regionales, demostrando con su comportamiento su total falta de respeto al prójimo, su mala educación y su incapacidad para vivir en una nación democrática, moderna y civilizada como es España.